Segador de Vidas

Las curvas se encadenaban unas en las otras con el Horizonte de fondo, el rugir del V2 hacía eco en cada cambio de marcha, dejando escapar estallidos a cada desaceleración. El viento silbaba en mis oídos, y mi mirada se adentraba en cada curva buscando indicios de peligro.

Yo estaba empezando una vida nueva, llena de esperanzas y ilusiones, y todo lo que había soñado se concretizaba. Por fin el empleo tan esperado, en el departamento de trafico en la mayor empresa de logística de todo el condado, la sorpresa del engendro de una vida que lentamente crece en el vientre de Eunice y la esperanza de un futuro sonriente me hacían llevar la montura con elegancia y finura a cada curva que dibujaba.

Me faltaban unos diez minutos para llegar cuando vi la grava en el suelo, justo en el ángulo de la curva……

La maniobra de evasión fue infructífera y me caí al suelo, el chispear del metal en el suelo, el asfalto que me comía la cordura y el rail que se aproximaba… El dolor denuncio que se había desprendido algo de mi, el horizonte que giraba en torno de mi, y otro impacto mas, este definitivo, y lo único que recuerdo fue el charco de sangre que me rodeaba a la medida que se enturbiaba la vista….

 

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão /  Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão /  Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão /  Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão /  Alterar )

Connecting to %s